previous arrow
next arrow
Slider

¿Por qué la natación es para todas las estaciones?

diciembre 16, 2016 1 Comentarios

La mayoría nos tiramos a la pileta sólo cuando comienza el calor, pero nos estamos perdiendo uno de los deportes más completos y con múltiples beneficios para tu salud.En esta nota, repasamos todos tus beneficios.

¿Cuántas veces buscaste una actividad física sin lograr encontrar la perfecta para vos? ¿Probaste con hacer natación? Quizás por prejuicio, o por relacionarlo sólo con el verano, muchas personas ni siquiera piensan en la natación, pero lo cierto es que es un deporte muy fácil de aprender y con un bajísimo riesgo de lesiones ya que, a diferencia de la mayoría de los deportes, no afecta a las articulaciones.

Si lo que buscás es ejercicio aeróbico, entonces este es tu deporte. La natación exige estar en constante movimiento lo que beneficia al corazón y a los pulmones, porque fortalece los músculos encargados de llenarlos y vaciarlos.  Su práctica continua mejora la postura corporal, y por ende ayuda a la prevención de dolores de espalda.

Como si esto fuera poco, nadar trae beneficios psicológicos, mejora la calidad de vida y reduce el estrés. Pero lo que quizás lo vuelva más atractivo son las ventajas que la natación tiene para la figura, ya que se trabajan los brazos, las piernas, el torso y las caderas. Haciendo crol y espalda, los brazos empujan bajo el agua, pero también necesitamos mantener el cuerpo firme, lo que ejercita bíceps, tríceps y deltoides, y fortalece  glúteos y abdominales.

Si preferís nadar estilo mariposa, lo que más ejercitás son brazos y piernas. La diferencia si se lo compara con otros estilos es que en estos casos se necesita mayor energía y potencia, que utilizamos para elevar el cuerpo hacia la superficie. Además de los diferentes estilos, siguen surgiendo otras actividades para practicar bajo el agua como el aquagym. ¿Qué esperás para tirarte a la pileta?

 

Comentarios (1)

URL de rastreo | Feed RSS de los comentarios

Sitios que conectan a este post

  1. Calor en los mayores | El blog de La Segunda | agosto 11, 2018

    Dejá una respuesta