previous arrow
next arrow
Slider

Los beneficios del vínculo entre niños y mascotas

abril 29, 2019 0 Comentarios

La compañía de un animal mejora la calidad de vida de todo ser humano, aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión, en general. Pero en los niños, juega un rol aún más importante porque contribuye en el desarrollo educativo y social; los obliga a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia. 

Además, los animales desarrollan la capacidad en los niños de cuidar de alguien y fomentar el sentimiento de competencia y seguridad: dos cuestiones indispensables a desarrollar en el primer ciclo de la vida del niño, para conseguir su correcto equilibrio emocional.

El animal es percibido como la principal fuente de apoyo emocional, después de los padres. Los lazos con el animal de compañía ayudan a superar la sensación de miedo o tristeza, ya que el niño recurre de forma habitual a su perro o gato para abrazarlo y encontrar alivio en estas situaciones. 

¿Qué responsabilidades puede asumir el niño? 

A medida que los niños van creciendo, pueden ayudar en las diferentes tareas del cuidado animal. Los más pequeños podrán encargarse a diario de que los animales tengan comida y agua limpia, cepillarlos y bañarlos, mientras que los mayores podrán asumir otras responsabilidades de mayor importancia, como sacarlos a pasear. 

Tener animales de compañía ayuda a desarrollar áreas como la empatía y la conciencia ecológica, que generan sentimientos de comprensión y humanización, y ayudan a gestionar las emociones para interaccionar de forma asertiva. 

También se dan beneficios en el plano físico, ya que existen mejoras en las habilidades motoras, ya que al tener un perro, por ejemplo, hace que los niños corran, paseen y jueguen con su animal. Esto, además de ejercitar al perro, ayuda a que los niños abandonen las actividades sedentarias y se muevan.

Archivado: Sin Categorizar

Dejá una respuesta