previous arrow
next arrow
Slider

En busca de un mejor descanso

febrero 19, 2017 0 Comentarios

El dormir bien es clave para llevar una vida plena y con salud, pero muchas personas sufren de somnoliencia. Te dejamos algunas técnicas que pueden ayudarte.

Los trastornos del sueño son muchas veces definidos como los males del siglo XXI, ya que afectan a un alto porcentaje de las personas en todo el mundo. El insomnio parece encabezar el listado, y si sos parte  del amplio grupo que lo sufre, podés aplicar diversas técnicas que te ayudarán a conciliar el sueño. La ingesta de alcohol, la anatomía de tu cama, la iluminación, el ejercicio, los alimentos, la temperatura, el horario y la tecnología son apenas algunas de las variables que debés considerar a la hora de evaluar  tu sueño, y mejorarlo.

Primero es necesario descartar el mito de las ocho horas, lo cual incluso puede llegar a ser contraproducente. Los científicos aún no se ponen de acuerdo sobre la cantidad exacta, pero esto depende de cada persona, de su carga de trabajo, edad, sexo y hábitos. Lo ideal es consultar con tu médico de cabecera, cuál es tu cantidad idea de tiempo.

¿Sos de los que no pueden dormir ni con un hilito de luz en la habitación? Esto es porque la glándula pineal – se encuentra en el cerebro y produce melatonina, hormona que regula los biorritmos del organismo- es sensible a la luz. Es así que cuando disminuye la luminosidad, segrega más melatonina, lo que induce el estado de relajamiento y somnolencia. La contaminación lumínica resulta un problema en las grandes ciudades, por lo que lo aconsejable es colocar cortinas de tipo black-out en tu habitación.

En cuanto a la cena, siempre nos sorprendemos de lo temprano que se come en otros países, pero esto es lo más aconsejable para el sueño: cenar al menos 90 minutos antes de irse a la cama, alimentos livianos pero que sacien ya que no es bueno acostarse con hambre. Por otro lado, existen alimentos que ayudan a la calidad del sueño, como los huevos y el arroz. Sobre las bebidas, los especialistas recomiendan no beber café, té o gaseosas de cola. En cuanto a las alcohólicas, si bien producen un efecto de sedación no te ayudarán, ya que es probable que despiertes en medio de la noche, o duermas de a ratos.

Si sos una persona que hace ejercicios de forma regular, mantené esa rutina pero no lo hagas antes de acostarte, excepto que se traten de ejercicios de relajamiento. Y sobre el lugar de descanso, vale la pena revisar algunos detalles de importancia como la calidad del colchón. Se debe ventilarlo cada día, esperando de 5 a 10 minutos antes de hacer la cama y con la ventana a abierta, darle la vuelta al menos 4 veces por año -de izquierda a derecha y de la cabeza a los pies-, aspirar la superficie cada dos semanas, y comprar un nuevo colchón cada 10 años como máximo.

Pero lo más importante si sufrís problemas de sueño que interfieren con tu vida diaria, es consultarlo con un especialista.

Recordá que los #1sosvos, y que para dormir con tranquilidad en La Segunda protegemos lo más importante. ¡Conocé nuestros seguros!

Dejá una respuesta