85 Años donde lo Primero sos Vos

Desde hace 85 Años, trabajamos a diario con una convicción que nos guía: Para nosotros, lo Primero sos Vos. Siempre!

Una nueva edición de La Carrera La Segunda en favor de UNICEF ARGENTINA

La Carrera Solidaria fue todo un éxito!
#1Vos a beneficio de UNICEF Argentina para que los niños y niñas tengan un mejor acceso a la #educacion.

Hacelo fácil, pedí Auxilio Mecánico por Whatsapp!

¡Pedir Auxilio Mecánico nunca fue tan fácil!
Si contás con el servicio de Ibero Asistencia ahora comunicate a través de WhatsApp. Consultá con tu Agencia por este servicio.

Hack2In, la hackatón de La Segunda

La hackatón #insurtech #agtech que llevamos a cabo el 28 y 29 de julio revolucionó el universo #tech en el rubro Seguros.
Te invitamos a seguir las cuentas de #Hack2In en las redes sociales!

Buscalas en Twitter como @Hack2in_L2, en Instagram como @hack2in_l2 y enterate de todas las novedades!

previous arrow
next arrow
Slider
previous arrow
next arrow
Slider

Consejos para rendir un examen (y que no sea el fin del mundo)

marzo 3, 2017 0 Comentarios

Entre las situaciones más estresantes, se encuentran la de los exámenes, con el aditivo de que los nervios nos pueden jugar una mala pasada. Te damos algunos tips para que puedas enfrentarlos de la mejor manera.

 

Los nervios son naturales al momento de un examen, ya sea oral y escrito, pero la clave es aprender a gestionar el estrés y la ansiedad, de manera que no atenten con las semanas o meses que nos llevó prepararnos académicamente para esa situación, y poder demostrar nuestros conocimientos. A muchos les ocurre que de pronto quedan en blanco, comienzan a sudar o a temblar, y naturalmente se olvidan de lo que estudiaron. Afortunadamente existen muchas estrategias para vencer estos obstáculos.

 

Considerando que estudiaste mucho, el día antes del examen alejate de los libros. Dale a tu cerebro 24 horas de relax, y asegurate de descansar bien por la noche. Lo mismo corre para los minutos anteriores al gran momento. Ponerte a repasar antes sólo te generará un estado de ansiedad mayor, y difícilmente puedas incorporar nuevos conocimientos tan sobre la hora.

 

La puntualidad es algo que te ayudará a evitar niveles aún más altos de tensión. Imaginate cómo te sentirías si salieras con el tiempo justo, y el colectivo en el que vas se rompiese. Asegurate de salir con tiempo de sobra, y no empeores la situación. Si llegás temprano, seguramente te encontrarás con otros compañeros que pensaron igual que vos. Algunos buscarán hablar sobre el examen, en tanto otros preferirán recluirse, siendo ambos comportamientos modos de lidiar con el estrés. ¿Cuál pensás que va mejor con tu personalidad?

 

Otra estrategia para calmar los nervios es organizar un plan muy esperado para después del examen. Si hay alguien que hace mucho que no ves y extrañás, citalo/a; si hay una nueva película que te morís por ver, comprá entradas; si hay un nuevo restaurante que querés conocer, hacé tu reserva. Este plan le quitará algo de importancia al examen y será tu premio por haber hecho tu mejor esfuerzo.

 

Si el examen es escrito, podés aplicar algunos ejercicios de relajación básicos, como cerrar los ojos y respirar profundamente cada tanto, dejando tus brazos caer sobre los costados. Recordá flexionar los dedos y, si podés, estirá los brazos, las piernas y la espalda. Además, uno de los beneficios de los exámenes escritos es el tiempo. Recorré las preguntas con calma y no te pongas nervioso si las primeras no son tan fáciles para vos.

 

Y por último, lo más importante: no pierdas la confianza, estudiá y enfocate en el éxito.

 

¿Cómo enfrentás o enfrentabas las situaciones de examen? ¿Tenés algún otro consejo?

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: