previous arrow
next arrow
Slider

Cómo prevenir accidentes con los niños en la pileta

diciembre 19, 2016 0 Comentarios

Es una de las actividades que más los atrae, pero también la que más atención y cuidado demanda. Conocé estos tips para cuidar a tus hijos sin sacrificar la diversión.

Lamentablemente, cada año escuchamos noticias trágicas relacionadas con los niños y las piletas, y nuestro temor se incrementa, haciendo que muchas veces les trasmitamos a nuestros hijos el miedo al agua. Para evitar que nada malo nos suceda, existen medidas de prevención que te recomendamos tomar, y que te dejamos a continuación  para que disfrutes del verano con tu familia de la mejor manera.

  1. La vigilancia. Los niños deben meterse siempre a la pileta bajo la vigilancia de un adulto. Durante los primeros años, debemos meternos con ellos para sujetarlos, y cuando vayan ganando confianza y autonomía, basta con nuestra presencia cercana, lo que generalmente se da alrededor de los 11 años.
  2. El equipamiento. Los bracitos, salvavidas y tablas son elementos de seguridad adicional que no reemplazan el acompañamiento de un adulto. Su principal objetivo es que el niño se desenvuelva en el agua sin miedo, y conviene chequear que sean de calidad y estén homologados.  Asegurate de que estén en excelentes condiciones y bien colocados.
  3. Educar al niño. Desde ya que es importantísimo que el niño aprenda a nadar lo más pronto posible, pero antes de que eso suceda es importante explicarle las reglas de la pileta y por qué existen, estableciendo normas de comportamiento. Tener cuidado de los bordes resbaladizos, de las escaleras y de los toboganes, avisar cuando otro nene se cae en la pileta o se lastima, y no tirarse solo al agua son recomendaciones que necesitan incorporar.
  4. Crea un entorno seguro. Chequeá la profundidad de la pileta antes de ingresar con el niño, localizá y si es posible cubrí los desagües y drenajes de la pileta. Y cuando dejes la pileta, recogé todos los juguetes para asegurarte de que no se lancen a buscarlos más tarde. Para piletas particulares, es vital cercarla y que la puerta cuente con pestillo.
  5. Más allá de la pileta. Si bien no son exclusivas del tema, sí son cuestiones igual de importantes. Asegurate de proteger a los niños del sol con protección solar adecuada, colocando el protector 20 minutos antes de la exposición y renovándolo cada dos horas. Respetá los horarios recomendados, permitiéndoles ingresar a la pileta después de las 16 horas, y evitá que ingresen a la pileta luego de comer.

¡Te deseamos un feliz chapuzón! Y recordá bajar la nueva app de La Segunda. Con #NetVos vas a estar siempre seguro.

 

Seguí leyendo…

¿Por qué la natación es para todas las estaciones?

Dejá una respuesta