previous arrow
next arrow
Slider

Cómo crear un plan de evacuación para tu hogar.

octubre 14, 2016 0 Comentarios

plan-de-evacuacion

A nadie le gusta pensar en los accidentes, pero la familia es lo más importante y para mantenerla a salvo es necesario tomar todas las medidas necesarias. Por eso, en caso de emergencia, te invitamos a que confecciones tu propio plan de evacuación, para que todos los miembros de tu familia sepan qué hacer y cómo ponerse a salvo.

Con planificación y práctica, cualquier emergencia puede resolverse. Pensar en un plan de evacuación para toda tu familia, en el que todos tengan asignado un rol y sepan exactamente cómo abandonar el hogar rápidamente, puede salvar la vida de tus seres queridos.

A continuación te dejamos varios tips para que te pongas en acción ya.

  1. Identificá cuáles son los principales peligros en tu hogar. ¿Incendios? ¿Terremotos? ¿Inundaciones? Estos parámetros variarán dependiendo de las características de tu territorio.
  2. Informate sobre los planes de emegencia de tu localidad. Organizaciones como Defensa Civil y la Cruz Roja, cuentan con planes de contención para proteger a la población en caso de desastre. Averiguá cómo van a actuar ellos, para sumarte de la mejor manera y saber dónde ir después de abandonar tu hogar.
  3. En caso de incendio, identificá las rutas de escape. Dejá las puertas de lado y pensá en las ventanas y demás aperturas en tu hogar. Una vez estipulado el plan de escape para este tipo de hecho, practica al menos dos veces por año.
  4. Establecé un modo de contacto y un lugar de encuentro. ¿Dónde te reunirás con tu familia? ¿A quién tenés que llamar para avisar que estás a salvo? Elegí a alguien que viva fuera de tu vecindario como la conexión en caso de evacuación.
  5. Acostumbrate a tener el auto preparado. Contar con al menos medio tanque lleno, y estacionar el auto siempre en reversa para facilitar la salida son dos medidas que es mejor incorporar.

Y recordá siempre contar con un seguro para tu hogar, para proteger lo que más querés.

 

 

¡Seguí leyendo!

Cinco consejos para llegar a puerto seguro

 

Dejá una respuesta