previous arrow
next arrow
Slider

7° Estación: Elegí no Fumar

abril 21, 2017 0 Comentarios

El cigarrillo posee sustancias tóxicas que perjudican no sólo al que lo fuma sino también a su entorno. Con el correr de los años se han realizado campañas para concientizar sobre sus daños, y se han declarado libre de humo a lugares públicos y privados.

Dejando de fumar podés obtener varios beneficios, entre ellos un ahorro importante de dinero no sólo en la compra  del tabaco, sino en medicinas, visitas al médico, asma, gripes y bajas laborales. Dejar de fumar mejora el aliento, los dientes y las encías, la piel se regenera mejor por lo que se evita el envejecimiento prematuro, las arrugas, la caída del cabello y el tono opaco de piel. Además, disminuye el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, laringe, vejiga, boca, esófago y riñón significativamente. El corazón también lo agradecerá, ya que se reduce el riesgo de sufrir un infarto al reducir la presión arterial.

¿Sabes qué pasa al dejar de fumar?

  • En los 20 minutos siguientes, disminuyen la frecuencia cardíaca y la presión arterial
  • En las 12 horas siguientes, se normaliza el nivel de monóxido de carbono de la sangre
  • En los 3 meses siguientes, mejora la circulación y la función pulmonar
  • A los 9 meses, toserá menos y respirará mejor
  • Al año, baja a la mitad el riesgo de enfermedad cardíaca coronaria
  • A los 5 años, el riesgo de cáncer en la boca, la garganta, el esófago y la vejiga se reduce a la mitad
  • A los 10 años, baja a la mitad las probabilidades de morir de cáncer de pulmón y baja su riesgo de tener cáncer de laringe o páncreas
  • A los 15 años, el riesgo de enfermedad cardíaca coronaria es el mismo al de aquellas personas que no fuman

 

Dejá una respuesta