Subscribe via RSS Feed Conectanos en Google Plus Conectanos en LinkedIn Conectanos en YouTube

Tecnología y niños: ¿cómo y cuándo comenzar?

Febrero 15, 2017 0 Comentarios

Tecnología y niños: ¿cómo y cuándo comenzar?

Los niños cada vez se inician más temprano en el uso de dispositivos. Son nativos digitales y como tales, sienten la tecnología como un derecho natural. Sin embargo, esto conlleva pros y contras que como padres debemos tener en cuenta.

En 2011, la Academia Americana de Pediatría había fijado los dos años de edad como la recomendable para que los chicos comiencen a usar dispositivos, pero el año pasado decidieron reducirla a el año y medio. ¿Qué fue lo que pasó en esos cinco años?

Durante los dos primeros años de vida el niño desarrolla el sistema nervioso y la construcción del psiquismo. Esta construcción del mundo exterior necesita del vínculo directo con el adulto y su interacción, algo que no puede aprenderse de las pantallas. A pesar de esto, la tecnología ocupa un lugar importante en nuestros hogares, y los especialistas defienden diferentes corrientes, que van desde el “nada de tecnología” hasta los 3 años, hasta poner el foco en el acompañamiento de los padres desde cualquier edad.

De todas maneras, todos concuerdan en que un exceso en el uso es pejudicial, no sólo para el niño sino también para todos los miembros de la familia. Muchas veces los niños sólo “heredan” las constumbres de los padres, y por eso es importante entender que existe un tiempo para usar teléfonos o tablets y otro tiempo para hablar, para jugar, para estudiar, para escuchar música o para leer.

Una vez que el niño ya se inició en el uso de dispositivos, es necesario ser consciente de los peligros de Internet, como el ciberbullying, grooming o sexting. Para esto, lo mejor es siempre acompañar al niño, estar muy al tanto de las tecnologías que utiliza y mantener un diálogo sobre el tema. Por otro lado, hay que prender el radar para detectar si el niño es adicto a la tecnología: cuando al pedirle que deje el uso del teléfono, la tablet o la notebook, el niño se siente mal y siente la necesidad de volver a usarlos.

Para cerrar, te dejamos estos consejos según cada edad*:

Antes de los 18 meses: Nada de pantallas. La excepción está en la comunicación a través de videochats con familiares o amigos, que pueden llegar a favorecer el contacto a distancia

18 y 24 meses: Se recomienda que consuman contenido de alta calidad en Internet y, siempre, en compañía de un adulto

2 y 5 años: No deben consumir contenidos más de una hora diaria. Y siempre es aconsejable acompañar a los hijos para ayudarlos a entender lo que miran

A partir de los 6 años: Equilibrio y sentido común. Que haya límites entre el tiempo de consumo y el tipo de contenidos, sin que afecten el sueño, la actividad física y las relaciones interpersonales

¿Cómo se vive este tema en tu hogar? ¿Estás de acuerdo con lo que indican los especialistas?

*www.aap.org

 

Seguí leyendo…

Grooming y el peligro de pensarlo en términos virtuales

Cómo es la tendencia de los exconectados

 

Archivado: Espacios virtuales, Vida cotidiana • Etiquetas:

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: