Subscribe via RSS Feed Conectanos en Google Plus Conectanos en LinkedIn Conectanos en YouTube

Manu Ginóbili se despidió de la celeste y blanca.

Agosto 18, 2016 0 Comentarios

14040182_851084968324954_2923186623450725684_n

El adiós al número  1 del básquet, un ídolo que La Segunda eligió como su cara institucional por los valores que representa, y al que vimos crecer hasta volverse gigante. Sólo queda por decir: “¡Olé, Olé, Olé, Manu, Manu!”

La medalla de oro en Atenas 2004, la de bronce en Pekín 2008, el Mundial de Indianápolis 2002 y el partido contra Estados Unidos de agosto de 2016, en las Olimpíadas de Río. Todos estos momentos marcaron la vida de Manu Ginóbili con la celeste y blanca, y también marcaron a un país que no olvidará todo lo que este ídolo le regaló: un ejemplo a seguir, un 10, un deportista humilde, perseverante, que siempre busca, que siempre acompaña, solidario, un verdadero líder. Y, orgullosamente, la cara de La Segunda, la compañía que lo respalda desde hace años.

Manu Ginóbili jugó ayer su último partido con la Selección Argentina de Básquet. Fueron 104 las oportunidades en los que demostró una entereza que le valió que ayer el estadio vibrara con el canto “¡Olé, Olé, Olé, Manu, Manu!”. Y que hizo que todo el equipo de Estados Unidos se acercara a abrazarlo para despedir al número 1. La admiración y el amor que despierta este líder traspasaron las fronteras de Argentina, y sirvieron para que muchos descubrieran un deporte que no forma parte del folclore del país, pero que conlleva los valores que se necesitan para ser grande.

A sus 39 años, Manu se puede retirar con la seguridad de haber dejado todo en la cancha, y desde La Segunda continuaremos admirando y levantado la bandera de los valores que este gran basquetbolista representa. Fue un largo viaje en el que lo vimos volverse cada vez más grande, gigante, y hoy estamos seguros de que comienza otro camino, lleno de desafíos, porque Manu es de los que siempre busca nuevos horizontes que alcanzar para continuar evolucionando, al igual que nosotros.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: