Subscribe via RSS Feed Conectanos en Google Plus Conectanos en LinkedIn Conectanos en YouTube

Los peligros de la medicación al volante

Marzo 13, 2017 0 Comentarios

Argentina tiene una larga y triste tradición: la de tomar medicamentos sin ninguna supervisión médica. Es importante entonces llamar la atención sobre cuáles son los prohibitivos a la hora de conducir. Un flagelo que va en aumento y que no puede ignorarse cuando se considera la seguridad vial.

26 personas fallecen en el país por consumir medicamentos sin supervisión médica. Así lo reveló recientemente un informe realizado por el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos. Ante esta situación, no se puede ignorar que muchas personas conducen bajo los efectos de medicamentos que pueden parecer inofensivos, pero que en realidad limitan sus capacidades y los transforman en un peligro.

El listado de medicamentos contraproducentes para la conducción es en extremo amplio y sus consecuencias varían según la edad, sensibilidad, tolerancia y muchos otros parámetros. Entre los efectos que pueden provocar accidentes están la somnolencia, alteraciones en la vista y el oído, alteraciones psíquicas, problemas de equilibrio y falta de coordinación.

Entre los medicamentos peligrosos están:

  • Ansiolíticos o hipnóticos Disminuyen los reflejos, alteran la coordinación psicomotriz y el estado de alerta.
  • Analgésicos opiáceos Producen somnolencia, disminución de la alerta psíquica e incluso vértigo.
  • Antidepresivos Las reacciones de supresión brusca del tratamiento con antidepresivos son muy negativas sobre la conducción (náuseas, dolor abdominal, diarrea, insomnio, pesadillas, cefalea, sudación, irritabilidad, ansiedad).
  • Antihistamínicos Producen somnoliencia.
  • Antimigrañosos Pueden producir mareos y somnolencia.
  • Antianginosos Pueden producir mareos y dolor de cabeza.
    Antihipertensivos Pueden producir hipotensión postural, mareos y vértigos, además de fatiga, somnolencia e irritabilidad.
  • Antiarrítmicos  Pueden producir mareos y diversos síntomas como cefalea, visión borrosa, desorientación, etcétera
  • Antibióticos Puede producir dolor de cabeza y nerviosismo, mareo y dolor de cabeza.
  • Antitusivos Puede producir somnolencia, vértigo e incluso excitación y confusión mental.
  • Preparados oftalmológicos Pueden alterar la visión de los pacientes y de esta manera afectar la conducción de vehículos.
  • Vasodilatadores cerebrales Son causa de mareos, hipotensión ortostática, insomnio y cefalea.

Otros fármacos susceptibles de producir alteraciones significativas en la conducción son: Anestésicos, antidiabéticos, antiespasmódicos urinarios, antiepilépticos, antieméticos, antiespásticos, antiparkinsonianos, antipsicóticos, antituberculosos, antivertiginosos, astimulantes del apetito, inhibidor de la lactancia, procinéticos

Es importante destacar que bajo ningún término esta información reemplaza la consulta médica. Es impostergable asesorarse con un profesional de la salud para despejar cualquier duda sobre la imposibilidad de conducir al ingerir cualquiera de estos medicamentos. Recordá protegerte a vos y a los demás.

¿Te automedicás? ¿Qué tipo de medicamentos consumís? ¿Manejás mientras te automedicás?

 

 

 

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: